No estoy preparado

Tras el accidente de Marco Simoncelli, esa misma tarde, un alumno mío escribía en Twitter algo que me hizo pensar. Decía que llevaba todo el día mal a raíz de ese acontecimiento, y eso que no era próximo a él. Decía “no estoy preparado” para cuando pierda a alguien cercano.

Quizás nunca estemos preparados para perder a quienes queremos, y más cuando en nuestra pulcra cultura la muerte es algo que escondemos. En la sociedad de la juventud, de la eterna belleza, la muerte no tiene lugar. Incluso, en los últimos años, el día dedicado a recordar a quienes nos precedieron, ha sido desplazado por un anticipo del carnaval.
Quisiera recordar a todos los que me precedieron, tantos santos y santas de los que no suben a los altares. Soy parte de lo que fueron y se lo debo. No me disfrazaré. Prefiero ver la vida tal cual, también con su final.Prefiero verme reconocido en esa santidad que no es propiedad de unos pocos, sino que es aquello que brota de lo más profundo del corazón de las personas. Esos santos, multitud, son quienes nos dieron la Vida, quienes nos pusieron las circunstancias, quienes nos pusieron en el camino de la plenitud. Con mirada limpia, qué fácil es contemplar la acción de Dios en ellos… 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s