4 consejos: ¿Cómo gestionar un entorno 1:1 con Tablets?

Desde Fractus Learning nos dan 4 pautas para organizar nuestros entornos de aprendizaje 1:1 que no podemos perder de vista ¡Con estos puntos no nos resultará tan aterrador la Individualización+TIC!
entorno de aprendizaje tic
1. Deja la tablet un ratito… a veces
¿Cuándo está bien que usemos nuestros dispositivos y cuándo debemos guardarlos? Tenemos que establecer pautas claras de uso y comportamiento para el alumnado si deseamos un ambiente divertido y un entorno funcional; una de esas pautas es la lista de lo que pueden hacer y lo que no pueden hacer con los dispositivos y las herramientas TIC. El dispositivo no debería conducir el aprendizaje, sino que su función es estar presente y ser compatible con éste (primera lección que nosotros/as, los/as profesores/as, deberíamos aprender)
 
2. La gestión
La duda siempre es la misma: ¿qué hacemos si el alumnado da un trato inadecuado a las tablet? ¿cómo evitamos que estén jugando todo el rato? Cambiemos la pregunte: ¿cómo sabes ahora, en el presente, sin tablet y con papeles, que tus alumnas y alumnos realmente están trabajando en las tareas que tú has encargado? ¿Cómo diriges la implicación y el compromiso del estudiantado? ¿Cómo aseguras ahora su aprendizaje significativo?
¿No caminas ahora alrededor del aula cuando hacen trabajos o tareas, individualmente o en grupo? Por otro lado, tampoco deberíamos preocuparnos de pequeñas cosas: por ejemplo, una alumna se ha distraído 2 minutos (en una clase de casi una hora) mirando su feed de Twitter, pero luego ha vuelto a la tarea y la ha acabado satisfactoriamente ¿Qué ha pasado? Pues nada; no ha pasado nada.
3. Prueba primero las aplicaciones
Si encuentras una app muy bonita, no te emociones hasta después de haberla puesto a prueba. Si puedes crear una cuenta de estudiante-maniquí, genérica, para probar esas aplicaciones, hazlo sin dudar. Ten muy claro su funcionamiento y familiarízate totalmente con la App si no quieres convertir la clase en una odisea frustrante intentando enseñarles a ellos y ellas el uso de la herramienta.
La integración de las app se hará, de forma óptima, poco a poco, dentro de la rutina habitual de las clases
4. Las TIC no son todo
Imagina que una clase no tiene tablets y otra clase sí las tienes; el grupo A y el grupo B tienen que dar los mismos contenidos y cumplir, en la medida de lo posible (aquello que no esté condicionado por la presencia de tablet), los mismos objetivos. Sí, funciona sin tablet… ¿Entonces no son necesarias? No es eso… ¿Entonces no tiene sentido dar la unidad didáctica sin tablet? ¡Tampoco es eso! Esas preguntas solo tienen sentido si consideras que la tablet condiciona el aprendizaje, no que se complemente a él; si consideras que la tablet complementa algo que, de por si, ya es “bueno”, ya es una buena práctica docente y ya es un buen entorno de enseñanza-aprendizaje, las tablets no son tan relevantes (pero ayudan). No seamos fetichistas ni tecnófobas/os

Fuente original del artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s