Evernote presenta su nuevo cliente web, para trabajar sin distracciones

Fuente original del artículo: wwwatsnew.com

evernote

El equipo de Evernote anunció su nuevo cliente web, que rediseña por completo la interfaz y el entorno de trabajo que conocíamos.

Dejando de lado las opciones, menús y listas, al momento de escribir nos encontraremos con un entorno de trabajo limpio y libre de distracciones. Solo nos encontraremos con la hoja en blanco (que podemos llevar a pantalla completa) y unos iconos para desplegar el resto de las opciones.

Todas las funciones y características que tiene la aplicación irán apareciendo a medida que necesitemos utilizarlas y desaparecerán de nuestra vista automáticamente.

evernote web

La organización de las  libretas y notas también han sufrido un cambio interesante, con una nueva presentación y con opciones que nos permiten ordenarlas según nuestro criterio de manera más simple.

La aplicación, evernote.com, se siente mucho más intuitiva y simple, permitiéndonos trabajar sin complicarnos con demasiadas opciones o clics. Para aquellos que deseen probar todas estas nuevas características pueden acceder a la aplicación web de Evernote y verán una invitación para probar el nuevo cliente web en beta.

Si no nos agrada, podemos revertir la acción y regresar a la versión anterior desde “Configuraciones”, aunque con el tiempo será el nuevo cliente el que tendremos que utilizar.

EVERNOTE EN LAS AULAS… EVERNOTE EN TODOS LOS SITIOS

Evernote se define a sí mismo como un segundo cerebro, y salvo sentir, emocionarse o razonar, que no es poco, está a la altura de esa descripción.
Evernote es un sistema de almacenamiento de información basado en libretas que contienen notas, las cuales son la unidad de básica de trabajo de esta aplicación. Pero una de las características que más se valora de Evernote es su simplicidad y su plasticidad y con esto último se quiere decir que funciona perfectamente en cualquier dispositivos sea cual sea su sistema operativo, IOS, OS (apple), Windows (PC), Android, etc. De este modo toda la información que uno desea es accesible desde los ordenadores, teléfonos móviles y tabletas.
Después de probar muchas aplicaciones de productividad personal y de trabajo aplicado a las aulas con mis estudiantes, me quedo con Evernote sin menospreciar, por supuesto, a todo el entorno de trabajo Google.
Como profesor utilizo Evernote para
  • Llevar todas mis sesiones de clase en el iPad (u otros tablets o portátiles)
    • Las colecciones de diapositivas que empleo y los comentarios.
    • Ejercicios
    • Enlaces a todo el material que tengo almacenado en distintas aplicaciones “en la nubes”
    • ….
  • Diario de actividades
  • Ficha de cada uno de mis estudiantes
  • Lista de tareas
  • Almacenamiento de páginas web
  • Base de trabajo para la construcción de presentaciones, conferencias o cursillos, artículos (como este que estás leyendo)
  • ….
Todo esto se consigue gracias todo lo que un usuario puede incluir en  las notas:
  • Texto
  • Tablas
  • Tareas
  • Notas de audio
  • Imágenes
  • Documentos enteros (con función de búsqueda de palabras en los documentos en su versión premium)
  • Páginas web capturas desde el navegador
Muchos de mis estudiantes tienen su propia cuenta en Evernote lo que les permite utilizar sus portátiles y mejor aún, sus iPads (u otras tabletas) como instrumento básico de trabajo. Para que esto sea posible es necesario que el profesor haya incluido en libretas compartidas los materiales adecuados, como las diapositivas de clase, cuestiones y ejercicios, etc.
Los estudiantes toman apuntes en sus libretas personales junto al material que el profesor ha preparado y además suelen incluir pizarras que fotografían, o notas manuscritas que fotografían desde sus móviles y que luego incluyen en las notas de Evernote.
En algunos casos hasta pueden añadir notas de audio que solicitan al profesor si es que éste se ofrece.
Yo les suelo recomendar imprimir las notas con sus apuntes y material para que luego el estudio sea sobre el papel si es que les resulta más cómodo.
Por supuesto, los estudiantes también lo utilizan para su propia productividad personal.
La versión gratuita de Evernote permite un tránsito mensual de 60 MB que muchas veces resulta insuficiente. La cuenta premium permite el respetable volumen de tránsito de 1 GB, además de otras enormes ventajas, y en algunos casos soy yo el que soporta los “megas” que usan mis estudiantes.
Desde mi punto de vista, los 40 € anuales que cuesta una cuenta premium en Evernote es un dinero más que bien invertido en el proceso formativo de mis jóvenes estudiantes.

Fuente original del artículo

2012 Teaching With iPad

 

iPad Literacy Project: EE, Evernote, and iTunesU

This user-submitted video is a wonderful example of how to leverage the best aspects of different tools and learning spaces in order to meet teaching, learning, and assessment objects. David Malone highlights using Explain Everything (construction of understanding) as a mediator between iTunes U (starting materials and direct instruction) and Evernote (repository and assessment).

Fuente original del artículo

7 consejos para conseguir la productividad sin papel con Evernote

En este tercer capítulo de nuestra Guía Evernote (que se puede seguir en Twitter con#GuiaEvernote) presentamos el concepto paperless es una vía para mejorar tu productividad personal a través de la simplificación de los procesos para administrar tu documentación y en especial tu archivo. Digitalizar todo el papel te ayudará a organizarte y a manejar tu material de una forma más eficiente. El objetivo de este artículo es ayudarte a reducir el volumen de documentación física que manejas, estructurando un sistema digital con Evernote como base para una correcta administración de tu documentación en formato electrónico. Modificar nuestra forma de trabajar para obtener valor y no solo para sacarle un mayor partido a nuestras aplicaciones y dispositivos.
El servicio nos proporciona una copia de seguridad de nuestro archivo, y pese a los últimos hechos podemos confiar en la seguridad de nuestros datos.  Por otra parte y frente a sorpresas desagradables, contar con un sistema sincronizado permite disponer siempre con una copia de nuestros datos en cualquiera de nuestros dispositivos.
1. Empieza definiendo un proceso sistemático para digitalizar la documentación entrante y la ya existente en tu archivo. Esta es una acción indispensable para el éxito de una vida sin papel que incluye la recopilación de la documentación en un lugar como una bandeja de oficina, así como la catalogación de todo el material de archivo que pasará a formato digital.
2. Decide qué tipo de documentación digitalizar y cual destruir, piensa que hay documentos como contratos o facturas de los cuales vas a tener que guardar la copia física, conserva lo que sea imprescindible por su valor legal o emocional, el resto a la papelera.
3. Aprende a digitalizar de forma adecuada es otra de las claves para el éxito del proceso. Te recomiendo el uso de un escáner portable –si no cuentas ya con alguno- para acabar con toda tu documentación. Buscamos un periférico + un software  simples de usar, que nos de buenos resultados, permita generar documentos en pdf o imágenes. Inicialmente buscamos escanear la gran cantidad de papel que tenemos en nuestro archivo, pero en una fase posterior necesitaremos un dispositivo que permita su uso de forma casualabrir y escanear sin tener que configurar ni interactuar en exceso con él.  Mi escáner me permite operar con un solo clic en el botón que lleva incorporado, por su parte su software me permite enviar la copia digital directamente a Evernote.
4. Extiende la digitalización a tus notas manuscritas. Si te ves capaz de acabar con el uso de tu bloc + bolígrafo, y cuentas con un iPad, puedes usar Penultimate una aplicación para capturar escribir, o dibujar, en formato digital y guardarlo directamente en evernote. La aplicación crea una libreta para el material generado en tu cuenta, una vez allí solo tienes que preocuparte de clasificarla.
Para los más románticos podemos seguir escribiendo sobre papel y capturar el material de interés con ciertas garantías. Con ese fin Evernote pone a nuestra disposición tres caminos posibles:  Livescribe, un bolígrafo electrónico que captura nuestro trazo al escribir. Evernote Moleskine, un cuaderno con cuadricula y que por medio de una colección de pegatinas- icono permite ayudar en la captura del texto, y finalmente aplicaciones de terceros para nuestro smartphone pensadas para capturar documentos como si de un escáner se tratara.
5. Gestiona tu documentación técnica y los manuales. Al revisar toda mi colección de dispositivos busque su documentación a través de la red, en la web del producto o en portales específicos para este fin. Lo ideal es encontrar el manual en PDF, al integrarlo en evernote podremos realizar búsquedas en su interior. Utilizando la fuerza bruta de la búsqueda de la aplicación nos ahorraremos tener que buscar el manual, hojearlo y encontrar el punto exacto que nos interesa.
6. Utiliza códigos QR para facilitar aún más la localización de tu material digital de una forma funcional y original. Crea un código para cada uno de los electrodomésticos para los que guardas su manual a partir de un Evernote link y engánchalo al electrodoméstico en cuestión. Cuando lo necesites escanéalo y cárgalo en tu dispositivo con un clic. Este principio también sirve para vincular un documento físico a su copia digital, un pequeño código QR en el doc en papel permite vincular el documento a su copia y sus anotaciones.
7. Usa estos tips para la productividad sin papel. Para hacer realidad un sistema sin papel que funcione de verdad y sea fiable de verdad ten en cuenta estos aspectos:
  • Utilizamos Evernote por el plus funcional que aporta a través de su sistema búsquedas, su sistema de clasificación, por lo tanto debemos digitalizar en los formatos más amigables para la aplicación. Si queremos buscar en el interior de los documentos crearemos documentos en pdf…
  • Crearemos una jerarquía predefinida de tags para documentos para tener claro que y donde asignarlo para no acabar generando una nube inmensa y confusa de etiquetas. Por ejemplo. Tipo documento + nombre origen + año, algo como: Factura, Dell, 2013 o Manual, Cannon, Escaner, 2012
  • Programa tiempo para dedicarte a escanear el material recibido durante la semana + el material ya existente en tu archivo. Para no ahogarte con el gran volumen de este último digitalízalo por lotes asumibles. Evitarás la procrastinización y el abandono de tu objetivo
  • Hazlo fácil. Hay gran cantidad de aplicaciones que trabajan en conjuntamente con Evernote y que facilitan dicho fin. Penultimate, para la creación de notas manuscritas, Pikki para tickets de gastos.
  • Toda información sensible, como logins o documentación de carácter legal debería ser guardada en una libreta offline, no sincronizable. Perdemos parte del valor añadido que nos proporciona la aplicación pero si no confiamos en el proveedor del servicio mantenemos nuestra información tan segura cómo pueda estar en nuestro disco local.
  • Podemos encriptar los archivos y adjuntarlos a una libreta pero como en el anterior punto perdemos  parte del valor al no permitir acceder al contenido para realizar búsquedas. Debemos suplirlo escribiendo una breve descripción en la nota para su correcta indexación.
Espero que el post te ayude a racionalizar tu archivo, pero ante la duda piensa siempre en los principios de simplicidad y funcionalidad: Si no te sirve o te cuesta manejar, no  te sirve. Si eso es así plantea de nuevo tu sistema sin papel. Puedes seguir aprendiendo con el blog de James Rubin, embajador paperless de Evernote, y con los próximos capítulos de nuestra Guía Evernote.

Fuente original del artículo

How Evernote Is Revolutionzing My Classroom

From 8th January – 22nd March I chose one class, my First Year class (aged 11-12) to give up using exercise books, reading books and textbooks. Instead, they would use only digital mediums that were available to them through an iPad that they were supplied with during each lesson.
We are now at the halfway point of this test, and I wanted to reflect a little on what I have found so far.
The first stumbling block was the fact that the iPads that they had access to were not theirs to take home – they were issued at the start of each lesson and collected in at the end. So, I needed something stable, reliable and powerful that would work across any platform to be at the core of what we did. The natural choice for this was Evernote.
Evernote would do two of the key things I really needed – it allows my students to curate their work (which can be produced in a multitude of mediums) in an orderly, logical fashion, and, perhaps most exciting, it allowed me to observe their work as they created it, through shared notebooks. In addition to this, we have utilized other parts of the Evernote family by using Skitch and Penultimate which automatically sync drawings and handwritten notes amongst other things) straight to your main Evernote folders.
On the surface of it, this meant that I had simply digitized what has always been; they have an exercise book that is held on the cloud instead of on physical pages.

So is it worth it?

evernote-ipadThe answer is, yes. As a result of this experiment I have had to adapt and adjust the way things have been done in the past. The most obvious change is the way I have approached my marking of their work. I felt that if I had gone to the trouble of setting up a digital portfolio of their work, then asking them to print it off each time I wanted to mark it would be a backwards step, especially given that I had access to the work whenever I wanted it. So, I marked the work on my computer. For each note that they created, I had a corresponding Text box on a Pages document.
As I read the work in Evernote, I made both formative and summative assessment of the work as I saw it. The flaw in this plan at the moment, is that I’m not physically putting ‘pen to paper’ in order to correct work, instead I’m pointing out errors through my comments. Whilst I don’t see this as a particularly bad thing, it is something I am going to experiment with in this second half of term using a PDF annotating app, which will allow me to open up their work in a secondary app and make actual corrections to the work.
That said, the summary sheet that accompanied this scheme of work was very well received by parents; there was a sense that this document gave them the clearest possible indication of how their child was progressing in the subject and was more accessible than trying to look through an exercise book. I have also got the impression (though I will attempt tot collect data on this) that parents have been quite heavily involved at home with regards to discussing and using Evernote and the iPads in general, which has had a very positive impact on how the whole ‘experiment’ has been received.

Has the work improved?

In a class of 22, I would say that there were 2 or 3 students who have struggled with the technology aspect of this project. The workflows used are relatively simple, but they do take some getting used to and the students involved had less developed motor skills and organizational skills than the other students.
For the rest of the class, I have noticed that the overall trend is that the level of effort they put in to work has increased and their attainment, or actual academic level, has moved along with this. The use of technology has masked totem the fact that we have handled material way beyond the expected level. The great thing about having a device like the iPad in the classroom is that it has made them realize that no problem is insurmountable.
If I ask them something they don’t know, they look it up, if they come across a word they’re unsure of, they look it up. If they need to know how to make the app they’re using do smoothing, they ask their friends or they look it up. My students are more independent as a result of this experiment and yet at the same time I am able to spend more individual time with them discussing ideas and problems.

The summary so far…

evernote new versionEvernote, the related apps and then the iPad in general have allowed my students to produce more varied work than they would have without it. There notes are organised, unlike their exercise books. There is far less missing work, there are no missed deadlines and they feel that this work is more important to them.
In this 6 week block just gone by they have been studying poetry. They have looked at incredibly challenging material, ranging from identifying the key aspects of a Shakespearean sonnet, right through to studying and comparing poems by Langston Hughes. They have annotated poems online, created a glossary of poetic terms, a video poem of one of Hughes’ poems, an eBook of their favorite poems which they have designed and illustrated, as well as curating notes on how to begin the process of analysing poetry and examples of them having a go at the very challenging task.
As I have already mentioned, much of this work is beyond their years in terms of complexity and subtlety and yet their grades have either maintained the level they were at, or gone up; none have floundered. Do I think that the technology has facilitated them accessing more complex material in a meaningful way? Unreservedly.

What’s next?

In this next four week period these same students will continue in this trial. I will collect data from them about their own perception of how their learning has been challenged/improved and how they would hope to progress from this point. They will be studying A Midsummer Night’s Dream, which they will read as an iBook. They will continue to curate their notes in Evernote, but in this second half of the trial I hope to challenge them to use a wider variety of apps, come to me with their own recommendations, and maintain the high standard of curation that they have started. I hope to address the difficulty of marking, so that I can feedback in a wider variety of ways and I hope to continue to produce work in as many different mediums as possible. Already they have created a short film of the opening of the play using Puppet Pals, and I’m looking forward to seeing how things progress

Fuente original del artículo

Evernote en el aula: Tres fases para un aprendizaje autónomo y colaborativo

Mayoritariamente se conoce a Evernote como una herramienta potente para almacenar y organizar información digital, pero un aspecto desconocido es su extraordinario potencial de colaboración y comunicación dentro y fuera del aula.
En general el profesor combina una variedad de medios para gestionar el aprendizaje de un nuevo tema en clase: hojas de papel que entrega de forma física al estudiante, enlaces URL en un correo electrónico o marcador social, documentos subidos a plataformas como Google Drive o Moodle, libros de texto, etc.
La información de la lección se encuentra dispersa en varios lugares, haciendo técnicamente poco ágil cualquier cambio y creando un intercambio constante de correos entre profesor y estudiantes para aclarar dudas. Tampoco esta metodología facilita al estudiante la búsqueda y organización centralizada de recursos nuevos para ampliar el aprendizaje por cuenta propia.
Asimismo cuando llega el momento de recogida de tareas y la revisión de las mismas, se repite un proceso de comunicación poco fluido entre el profesor y el estudiante.
El flujo de trabajo para la gestión de una clase puede simplificarse enormemente con Evernote distinguiendo tres fases:
  • Fase 1: Del profesor a los estudiantes
El profesor comparte una libreta de Evernote fácilmente con los alumnos y se convierte en un lugar central de entrega de material de consulta. Los estudiantes pueden ir viendo el contenido de las lecciones que el profesor va añadiendo y los ejercicios que deben realizar en cada tema.
Evernote actúa como una mochila digital y una agenda escolar, con la gran ventaja de que es accesible desde cualquier equipo y dispositivo móvil, no pesa y no puede perderse ni mancharse. El alumno ya no ha de esperar a llegar a clase para recibir las hojas de los deberes, las fotocopias de la explicación, ni consultar una página web o el correo electrónico para descargar un archivo.
En cualquier momento el profesor añade material que descubre en cualquier formato (imagen, URLs, texto, PDFs, etc) dentro de una nota en Evernote.
  • Fase 2: Trabajo individual y colaborativo del estudiante
El alumno accede a la libreta del profesor compartida con la clase y consulta el material adjuntado y las tareas de la semana. Asimismo se incentiva a que el estudiante siga investigando por su cuenta y recopile nueva información complementaria, que añade en una libreta personal de Evernote a través de capturas web, ebooks y enlaces URL.
También el estudiante colabora en grupo compilando información entre todos, que se guarda en una libreta compartida, creando una inteligencia colectiva. Cada estudiante añade comentarios acerca de las fuentes de información de los demás y se genera un enriquecedor debate.
Si surgen dudas, se puede repasar la lección que tienen guardada en Evernote o plantear una pregunta al profesor desde dentro de la misma aplicación.
  • Fase 3: Del estudiante al profesor y del profesor al estudiante
Llegada la fecha de entrega del trabajo, cada alumno devuelve la tarea finalizada al profesor, pero esta vez a través de una libreta personal que comparten sólo con él. El profesor ahora inspecciona el trabajo de cada alumno dentro de Evernote y se crea un diálogo constructivo sin haber de abandonar la aplicación en ningún momento.
El profesor propone mejoras, añade preguntas complementarias, cuestiona ciertas afirmaciones para comprobar una verdadera comprensión y ofrece feedback sobre el ejercicio en general.
Adicionalmente si se desea involucrar más a los padres, el profesor comparte igualmente la libreta que contiene las lecciones con ellos. Los padres así pueden ayudar en los deberes de sus hijos y aportar ideas, o simplemente estar más informados de los proyectos del aula para iniciar una conversación en casa.
 Flujo de trabajo evernote aula
Con esta nueva gestión de las clases, el profesor se encuentra con unas ventajas claras con respecto al método tradicional:
  • El centro elimina una gran cantidad de papel, que supone un ahorro importante en costes.
  • El profesor elimina horas al cabo del año delante de la fotocopiadora o pelearse con el toner de la impresora para poder suministrar el material de una lección
  • El profesor deja de subir archivos a páginas web, gestionar correos electrónicos de alumnos y anotar a mano quién ha entregado el trabajo y quién está todavía pendiente
  • El alumno que está enfermo o es muy olvidadizo, puede acceder a todo el material de la lección del día y revisar las tareas pendientes, sin haber de esperar la vuelta a clase o realizar varias llamadas telefónicas y emails a otros compañeros de curso
  • El profesor que está ausente por un viaje o por una gripe, puede pasar el plan de su lección al profesor que le sustituya en segundos, ya que todo está contenido en Evernote
  • Los padres que viajan con frecuencia pueden igualmente seguir las tareas del hijo aún sin saber de informática, accediendo a un simple enlace web y sin haber de tener una cuenta en Evernote
  • Tanto el estudiante como el profesor tienen una mayor flexibilidad con Evernote para organizar su día al poder acceder a Evernote desde cualquier dispositivo móvil. Se aprovechan horas sueltas entre clases, el tiempo de viaje que se realiza a diario y momentos imprevistos de espera
  • Evernote es un potente procesador de textos, con lo que el alumno puede escribir una redacción en el autobús de vuelta casa

Fuente original del artículo