Inteligencias múltiples y iPad: un nuevo contexto

Numerosos estudios han concluido que las personas somos capaces de desarrollar hasta nueve tipos de inteligencias distintas. Por eso hablamos de inteligencias múltiples y no de una sola inteligencia. Los niños y niñas al nacer disponen de todas estas inteligencias, aunque desarrollaran, por lo general, solo tres o cuatro de ellas.
Es importante pues, como padres, detectar las inteligencias más notables de nuestros hijos e hijas para potenciar sus talentos y lograr una buena autoestima. Por esta misma razón, para conseguir una educación global, no deben utilizarse los resultados académicos como único baremo, sinó como un elemento más de un conjunto de observaciones y evaluaciones que respondan a las distintas inteligencias.
En Internet podemos encontrar algunos tests que pueden ser una primera aproximación a nuestras inteligencias, como test1 o test2, aunque la lectura de autores como Howard Gardner o Jose Antonio Marina son imprescindibles si queremos conocer bien el tema.
test multiple intelligence
Todos los autores comparten la opinión que las inteligencias necesitan ser estimuladas y educadas, que las habilidades que nacen de estas inteligencias necesitan ser trabajadas, y que la motivación y la constancia son fundamentales para desarrollar completamente los talentos que de ellas se derivan. En este sentido, las distintas situaciones de aprendizaje, los nuevos retos y los contextos que, como padres o educadores plateemos, para el desarrollo de las inteligencias son claves para lograr el éxito deseado.
Una nueva herramienta que ofrece la posibilidad de nuevos contextos de desarrollo es precisamente el iPad. Las nueve inteligencias: intrapersonal, interpersonal, naturalista, visual-espacial, lógico-matemática, cinestésica-corporal, lingüística, musical y existencial, pueden ser estimuladas a través del iPad, utilizando el dispositivo con distintas finalidades, pero lógicamente, no como único elemento.
La descripción de estos usos la desarrollaremos de forma más extensa en posteriores artículos, aproximándonos a las particularidades de cada una de estas inteligencias.

Fuente original del artículo

Una escuela basada en la competencia con la ayuda de la tecnología. Los mimbres de un proyecto de innovación

Esta entrada se basa en un vídeo que se grabó hace unas semanas en Burgos, en la imponente casa del Cordón, durante el acto de presentación de un projecto de tecnología aplicado al desarrollo del talento, en concreto relacionado con Talentia for the World.

En este acto intervino como presentador y moderador  Roberto Ranz, director de Talentia. En el vídeo se incluyen las intervenciones de Raúl Santiago desde el minuto 00:00 al 18:30 (@santiagoraul), Apple Distinguised Educator y profesor titular de la Universidad de la Rioja, quien explica algunos aspectos del uso iPad en la educación, y la mía -entre los minutos 18:33 y 47:48- sobre los aspectos pedagógicos que articulan un enfoque distinto de la enseñanza y el aprendizaje gracias al uso de la tecnología. Espero, esperamos, que os resulten de interés ya que concentran un buen conjunto de ideas maduradas durante largos años.

Fuente original del artículo

Inteligencias múltiples en el aula

Ver íntegramente: inteligencias múltiples

Fuente original del artículo

 

Inteligencias múltiples y iPad: lingüística

Las teorías y estudios sobre las inteligencias múltiples coinciden en señalar que los niños y niñas que destacan por su inteligencia lingüística comparten el interés y la habilidad para usar las palabras. Les gusta hablar, escribir y leer; también les gusta explicar y escuchar historias; disfrutan con juegos de palabras, crucigramas o acertijos; y acostumbran a tener facilidad para aprender idiomas.
Para potenciar la inteligencia lingüística de los niños podemos proponerles actividades como deletrear; explicar o debatir sobre un tema; jugar con juegos de palabras, vocabulario o expresión oral; escribir un diario; pero, sobretodo, leer todo tipo de textos, acompañandolos en su lectura cuando todavía son pequeños. En este sentido puede ser interesante ir frecuentemente con ellos a la biblioteca.
intelligence linguistic
En relación con las tareas escolares, la inteligencia lingüística puede ayudar si se aplica adecuadamente. Por ejemplo, estos niños y niñas pueden entender mejor lo que estudian si trabajan a fondo el texto, marcando las palabras clave, buscando en el diccionario el vocabulario desconocido, resumiendo los contenidos y verbalizando, como si fueran conferenciantes, el tema en cuestión. El procesador de textos es un buen programa para introducirlos en el mundo de la informática. Cuando aprenden a producir textos de calidad, no solo por su contenido sino también por su diseño, valoran más su trabajo. En general, aprecian las estructuras gramaticales, las normas ortográficas, los ritmos y relaciones entre las palabras y, también, los estilos de redacción de sus autores preferidos, por lo que es importante valorar el uso que hacen de estos conocimientos en los distintos contextos y áreas curriculares.
El iPad es una herramienta más que puede ayudar a desarrollar y aplicar la inteligencia lingüística. A continuación, presentamos una selección de apps que serán útiles para este perfil de niños y niñas:
– Notability: apuntes, notas manuscritas y de voz.
– Book Creator: crea un libro digital con texto, imágenes y audio.
– Blogsy: publica tu blog desde el iPad con muchas posibilidades de diseño.
– Wikipanion: los artículos de Wikipedia optimizados para iPad.
– iBooks: tus libros en formato digital para leer en el iPad.
– Writer’s Studio: escribe libros sobre música, pinturas o simplemente texto.
– Ideas for writing: propuestas didácticas para mejorar la expresión escrita.
– The Free Dictionary: completo diccionario multidiomas.
– Word Domino: domino de construcción de palabras nivel infantil.
– Letris 2: juego de palabras donde pueden jugar dos personas a la vez.
Es importante ubicar correctamente el estadio madurativo de los niños y niñas respecto a sus inteligencias. Las actividades de desarrollo y consolidación de los talentos han de suponer un reto suficientemente complejo para que suponga un avance y,  a su vez, suficientemente próximo para que sea alcanzable. Es decir, no todas las actividades son adecuadas para todos los niños por el mero hecho de que compartan una misma inteligencia.

Fuente original del artículo

¿CÓMO INTRODUCIR EL APRENDIZAJE POR COMPETENCIAS?

Vivir en una sociedad del conocimiento implica nuevas condiciones y necesidades sobre lo que significa información, conocimiento y la tarea de enseñanza-aprendizaje. El aprendizaje por competencias implica redimensionar nuestro trabajo de aula. Continuamente encontramos expresiones como: “la necesidad de revolucionar la educación”, “la posibilidad de cambiar totalmente las prácticas de aula”, “las TIC están esperando que los docentes las implanten”. Lo sentimos, esa revolución constante tiene un criterio que debe cumplir: su operatividad en el aula. No todo lo que se puede soñar educativamente, es posible en la educación formal. Dicho de otro modo: cada contexto educativo permite determinadas secuencias de enseñanza-aprendizaje. Repetimos: no todas, algunas. Quien da clase, lo sabe.
El realismo contextual que desarrolla INED21, implica abandonar el utopismo innovador en el ámbito educativo, e introducir los cambios a partir de las prácticas existentes. No hay revoluciones en la educación formal, pero hay buenos sistemas educativos y, por lo tanto, buenas prácticas y secuencias de enseñanza-aprendizaje: ese es nuestro objetivo. Frente a la utopía que nada cambia, la posibilidad de mejorar progresivamente nuestro trabajo de aula. Lo denominamos innovación contextualizada: en ella es cada profesor en su relación con cada alumno y con cada grupo, los verdaderos protagonistas. Ellos transforman su contexto concreto.
Desde ahí podemos introducirnos en el aprendizaje por competencias y llevarlo a nuestras aulas eficazmente. De ahí que tantos programas de innovación fracasen: utópicos, burocratizados y nada operativos en el aula. Una consecuencia de nuestro trabajo de formación en INED21, es la siguiente: cualquier cambio metodológico debe hacerse a partir de las prácticas que se están haciendo actualmente, ese cambio integra las práctica actuales en una nueva dinámica, que produce un cambio en el trabajo de aula y una mejora de sus resultados. Innovación contextualizada implica asumir los contextos existentes para transformarlos desde dentro.
La innovación contextualizada tiene una ventaja que nuestras prácticas de formación evidencian: los profesores asumen ese cambio porque comprenden que sus prácticas y trabajo de aula no deben ser abandonadas. Nuestra estrategia es contraria: deben ser integradas en una nueva síntesis metodológica. Hay un factor fundamental que muchos programas de formación, voluntaristas y equivocados, olvidan: el aprendizaje por competencias se hace efectivo cuando el profesor puede integrarlo en su actual trabajo de aula. Es lo que denominamos operatividad: cualquier metodología debe poder transformarse en una actividad de enseñanza-aprendizaje, en el tiempo y espacio real del contexto de nuestras aulas.
La pluralidad metodológica mejora nuestra autoeficacia y nos permite interpretar y mejorar los diferentes contextos de aula que un mismo profesor encuentra cada día. El aprendizaje por competencias es efectivo y estimulante para nuestros alumnos, se hacen protagonistas de su aprendizaje. Innovemos sí, pero hagámoslo desde los contextos de aula, centro, familiar y social que nos rodean. Es posible, nuestra experiencia directa lo evidencia. Lo demás, se llama el síndrome de lampedusa: que todo cambie, para que todo siga igual. Podemos mejorar, pero con realismo contextual y trabajo diario.

Fuente original del artículo

Inteligencias múltiples y iPad: lógico-matemática

Los niños y niñas que poseen inteligencia lógico-matemática comparten algunos de estos rasgos: les gusta buscar soluciones, resolver problemas, comprender cómo funcionan las cosas, hacer cálculos, ordenar y clasificar, jugar a juegos de estrategia…
El aprendizaje de estos niños se puede facilitar si les proponemos actividades bien estructuradas, que siguen un orden lógico y que se pueden completar correctamente siempre que sigan la secuencia trabajada. La experimentación a través del método científico es un claro ejemplo. Es importante trabajar con recursos digitales, porque en general les gustan los ordenadores y dispositivos tecnológicos. En cuanto al estudio, los esquemas y las síntesis en puntos y subpuntos son para ellos una buena estrategia.
 intelligence logical mathematical
Es importante recordar que el hecho que tengan una buena inteligencia lógico-matemática no implica que no tengan otras inteligencias. Por ejemplo pueden ser destacados en lengua. Las estructuras gramaticales, la redacción o la ortografía responden también a normas y lógicas de funcionamento que pueden ser integradas gracias a la combinación de esta inteligencia con otras.
El iPad nos ofrece la posibilidad de potenciar esta inteligencia mediante distintas prácticas con aplicaciones. El cálculo, el razonamiento, la estrategia, los tángrams, las secuencias entre otros son los contenidos que se pueden trabajar con las siguientes apps:
– King of Math: cálculo mental variado y bien planteado.
– Intro to Math: iniciación a conceptos matemáticos básicos.
– Motion Math: fracciones y equivalencias.
– Numbers: hojas de cálculo y mucho más.
– Calculator: calculadora a mano alzada.
– Pick-a-Path: cálculo y estrategia.
– DeepSeaDuel (NCTM): juego matemático de cartas.
– SEQ: secuencias numéricas lógicas.
– Cross Fingers: lógica, espacio y puzle.
– Geometry Pad: cuaderno para explorar la geometría.
Podréis encontrar más apps en nuestro artículo 25 apps para aprender matemáticas.

Fuente original del artículo

Trabajar y evaluar las competencias en el aula

Fuente original del artículo